He ahí la cuestión!

 

Esta es una duda que seguramente se te habrá planteado en alguna ocasión, a la hora de elegir el material para algún proyecto.

 

A mi me paso, estaba tan perdida, pero tan perdida al principio, que la mala elección de material fue una de las causas que me hizo abandonar, en mi primer intento de aprender a tejer.

 

Afortunadamente existen una variedad muy grande de fibras en el mercado, tanto sintéticas como naturales, pero, cual es la adecuada, cual elijo… aquí tienes unos tips para que esa elección sea mucho más fácil.

 

 


TIPS: Tipos de lanas


 

Tenemos por un lado las fibras sintéticas, y por otro lado las fibras naturales que a su vez pueden ser, de origen vegetal o de origen animal.

 

Fibras Sintéticas:

 

Se obtienen de polímeros sintéticos derivados del petróleo y de plásticos, entre otros.

 

Entre las fibras sintéticas, existen acrílicos y acrílicos, me explico.  Hay acrílicos que dan grima solo mirarlos, su tacto es muy desagradable y el resultado al ser tejidos deja mucho que desear, se suelen encontrar con facilidad en bazares y tiendas multiprecios, huye de ellos!!!   y por suerte hay otras fibras acrílicas que son muy gustosas, fáciles de trabajar y que aportan a las prendan tejidas un buen y bonito acabado.

 

En ocasiones vas a encontrarlas mezcladas con otras fibras de procedencia natural.

 

Estas fibras tienen a su favor el precio y la durabilidad, suelen ser bastante económicas y las puedes encontrar fácilmente en cualquier mercería  y además son muy resistentes.

 

Si optas por elegir una fibra sintética, toma nota:

  1. Que tenga un tanto agradable.
  2. Que sus hebras no se separen con demasiada facilidad.
  3. Que no tengan muchos pelitos.
  4. Que su composición sea mezcla con alguna fibra de origen natural.
  5. Elige poliéster, acrílico, rayón, dralón, terciopelo, nylon, son las más recomendables de entre las fibras sintéticas.

 

 

Fibras Naturales:

 

Son fibras que provienen de la naturaleza, que pueden hilarse para formar hilos y cuerdas que posteriormente pueden tejerse para confeccionar prendas, accesorios y complementos.

 

  • De origen vegetal:

 

Las fibras de origen vegetal más importantes son el  algodón, el lino y el esparto, pero entre las más comunes también destacan el lino, el bambú o el yute.

 

 

 

 

El algodón es la fibra natural de origen vegetal más importante que se produce en el mundo,  crece alrededor de las semillas de la planta del algodón, un arbusto originario de regiones tropicales y subtropicales, ya que requiere de un clima cálido y de mucha agua, de lluvia o de riego. Existen más de cuarenta  especies diferentes, aunque solo cuatro de ellas se comercializan.

 

En el mercado vas a encontrar algodón:

  • Mercerizado.
  • Peinado.
  • Rústico.
  • Efecto lana.
  • Mezcla con otras fibras naturales.

 

El algodón, es una fibra natural transpirable, ideal para tejer, tanto a punto como a ganchillo y en cualquiera de sus variedades, prendas fresquitas para primavera y verano y también es muy recomendable usar para tejer amigurumis.

 

  • De origen animal:

 

Usadas desde la prehistoria, las fibras de origen animal más destacadas son: lana, seda, cachemir, mohair, angora.

 

 

La lana es la principal fibra natural textil, tiene dos características especiales, su elasticidad y su capacidad de absorción de humedad.

 

 

Las variedades de lana más utilizadas para tejer son:

 

  • De oveja común.
  • De oveja merina.
  • De Alpaca.

 

Entre las lanas de oveja común, encuentras lana virgen, que es una lana que no tiene a penas tratamiento y su aspecto es rústico.

 

Por otro lado, la lana que procede de oveja merina, es una de las lanas más suaves que vas a encontrar, esta es una de las principales diferencias con respecto a la lana de oveja común, pero también la diferencian de estas su alta calidad, no producir picor en contacto con la piel, como a veces ocurre con otras lanas, es flexible y particularmente resistente.

 

Es una lana ideal para tejer prendas para toda la familia, pero especialmente esta indicada para bebés. 

 

Y por último la lana de alpaca, tienen gran capacidad térmica, es suave y  muy resistente. Además  tiene las siguientes ventajas:

 

  • Es muy fibra fina.
  • Es más fuerte y caliente que lana de oveja.
  • Tiene cualidades aislantes y térmicas.
  • Tiene un brillo sedoso y retiene especialmente los colores a la hora de teñirlos.
  • Es hipo alérgica.

Por todas estas características se ha convertido en la favorita de muchos diseñadores y clientes.

 

¿Qué fibras sueles comprar, prefieres fibras económicas o apuestas por calidad y durabilidad? Cuéntamelo en los comentarios me encarnará leerte y poder ayudarte.

Un beso infinito.

Merche.

 

 

 

SUSCRÍBETE  y consigue la versión gratuita de mi Ebook, «Aprende a dar las primeras vueltas en tan solo 1 día»

 

xx

 

O porque no llevatelo completo y teje hasta el infinito por que con este Ebook, ya no tendrás límites.

 

xx

 

WhatsApp Háblame por Whatsapp