1

Elige hilos de buena calidad.

Conseguirás más durabilidad en tus creaciones.

Se nos va mucho tiempo y esfuerzo en crearlos, no descuides  la calidad del hilo, es una pena que un hilo de mala calidad estropee el resultado.

2

A ser posible que sea hilo de algodón 100%.

Los puntos quedan mejor definidos.

Aunque hoy en día existen hilados acrílicos de muy buena calidad, yo siempre evito usarlos.

3

Evita usar lana.

Con el tiempo tienden a despelucharse y le salen bolitas.

En ocasiones, dependiendo del efecto que queramos crear,  si es recomendable usarlas.

4

Utiliza un nº de ganchillo inferior al recomendado.

Usa siempre medio o un número por debajo del que indique la etiqueta.

De esta forma conseguirás que los puntos queden más cerrados y el relleno ni se verá, ni se saldrá.

5

Existe un relleno especial para amigurumis.

Es un relleno especial que es cardado dos veces durante el proceso de fabricación, esto hace que sea más suave y esponjoso.

Aunque también puedes utilizar cualquier relleno de cojín, usa el relleno especial siempre que puedas, tus amigurumis quedarán más achuchables.

Sigue estos consejos, si quieres tejer amigurumis que los hereden tus nietos, y los nietos de tus nietos

P.D. ¿Ya conoces a Happy y Hobby?, son los búhos que aparecen en las fotos y puedes conseguir el patrón gratis para tejerlos si te suscribes a mi newsletter, al final de esta página tienes el enlace para suscribirte, si aun no lo has hecho.

WhatsApp Háblame por Whatsapp